Tél. (+34) 91 641 90 92 | WhatsApp 607 876 370 info@unitedfusion.es

La gran mayoría de la población hoy en día padece de tensión cervical, es decir, molestias o dolor en las cervicales. Este dolor, en la gran mayoría de los casos, se relaciona con las tensiones musculares de dicha zona. 

Lo que poca gente sabe es que estas molestias con el paso del tiempo, si no se tratan, pueden dar lugar a problemas más severos, extendiéndose a otras zonas del cuerpo como brazos, espalda o cabeza, provocando migrañas en el peor de los casos. 

Qué es la tensión cervical

La tensión cervical se produce mayoritariamente por una contractura muscular persistente en la zona cervical posterior, la cual afecta a un músculo o grupo de músculos. 

La contractura muscular ejerce una compresión de los vasos sanguíneos que riegan el músculo. Es esta falta de sangre la que favorece la contractura, la empeora y dificulta la recuperación. 

Es frecuente que la tensión cervical se produzca en los músculos superficiales de la zona posterior del cuello, es decir, el trapecio, y la zona de las escápulas. 

Qué produce la tensión cervical

Aproximadamente el 80% de la población sufre o ha sufrido alguna vez a lo largo de su vida de tensión cervical o dolor de cuello, especialmente mujeres. 

Las personas más propensas a padecer de dolor cervical son aquellas que llevan un estilo de vida u ocupación sedentaria, como por ejemplo aquellas que trabajan muchas horas frente a un ordenador.

El estrés es otro de los principales causantes de la tensión cervical, pues provoca un mayor cansancio y pesadez en el desempeño de sus funciones como la movilidad de la columna vertebral, así como la sujeción y movilidad de la cabeza.

Finalmente, abusar de actividades no dinámicas o que no implican movimiento como la lectura, el uso de dispositivos electrónicos como tablet, móvil, televisión u ordenador o jugar a videojuegos durante largos periodos de tiempo también provocan y empeoran la tensión cervical.

Síntomas de la tensión cervical

Aunque los síntomas más comunes de la tensión cervical son la rigidez del cuello y el dolor al moverlo, esta afección también puede provocar otros síntomas como los que se detallan a continuación:

  • Hormigueos en hombros y manos
  • Dolores de cabeza o migrañas
  • Vértigos
  • Pitidos en los oídos
  • Cansancio
  • Náuseas y/o vómitos
  • Fiebre
  • Alteraciones visuales

Cómo aliviar la tensión cervical en casa

Como ya hemos mencionado anteriormente, este dolor o tensión cervical es producido a menudo por sobrecarga o tensión muscular, debido a malas posturas en nuestros hábitos diarios, estrés o movimientos repetitivos. 

En United Fusion somos conscientes de que no cualquier persona puede permitirse ir a menudo al fisioterapeuta, especialmente por falta de tiempo. Por eso, aquí os traemos una serie de consejos para aliviar la tensión cervical en casa.

Aplica calor para aliviar la tensión cervical 

Seguramente ya sabías esto, y es que el calor es un gran aliado en el alivio de la tensión cervical y ayuda a relajar la musculatura gracias a su efecto vasodilatador. 

Para aplicar calor en casa, puedes hacerlo con una toalla de agua o compresa de gel caliente y dejarlo durante unos 20 minutos. 

Toma un baño de agua caliente para aliviar la tensión cervical

Después de un largo día de trabajo, relajarte en la bañera con agua caliente durante unos 10 o 15 minutos puede ayudarte a disminuir la tensión cervical de la zona, así como evitar y prevenir futuras molestias.

Tomar uno de estos baños como un hábito es una excelente técnica para aliviar tensiones y estrés del día a día. Si no cuentas en casa con una bañera, puedes orientarte los chorros del agua de la ducha sobre el cuello durante un tiempo.

Evita malas posturas

Es muy posible que cuando llegas a casa del trabajo o en tus ratos libres, lo único que te apetece sea relajarte un rato leyendo tu libro favorito, ver un rato tu serie favorita en Netflix o ver un rato tus redes sociales con el móvil. 

Aunque no lo parezca, estas actividades las solemos realizar en malas posturas o posturas incorrectas, que son las principales responsables de la tensión cervical. 

Trata de corregir tu postura corporal, evitando pasar demasiado tiempo con la espalda encorvada y mirando hacia bajo. Si trabajas frente al ordenador, procura mantener una postura correcta acercándote a la mesa, con el ordenador a la altura de los ojos y la espalda apoyada en el respaldo. 

Utiliza masajeadores cervicales

En United Fusion contamos con un Masajeador de cuello y hombros, con masaje efecto shiatsu, calor infrarrojo y 3 velocidades que te ayudará a disfrutar de un momento de bienestar y relajación cada día desde la comodidad de tu hogar.

Call Now Button
Translate »

SOLICITAR PRECIO ESPECIAL EN SILLONES DE MASAJE

Abrir chat